He tenido ocasión de comentar con alguno de mis colegas un tema que veo que es recurrente respecto de la gestión de las bonificaciones. Estamos viendo que es muy habitual recibir publicidad de empresas proveedoras de formación que anuncian cursos con el “gancho” de que ellas mismas se encargan de bonificar dichas formaciones.

Cuidado con este tipo de “ofertas” pues si bien es cierto que cualquier empresa puede beneficiarse del sistema de bonificaciones también es cierto que esto es así en tanto se cumplan los requisitos normativos que rigen este modelo. En particular hay dos aspectos que suelen descuidarse:

1.- Cualquier formación sometida al modelo de bonificaciones deberá obligatoriamente haber sido comunicada en plazo y forma a la representación legal de los trabajadores o, si no existe, a los trabajadores afectados. Esta obligación queda claramente recogida en el art. 16 de la Orden TAS/2307/2007 de 27 de Julio.

2.- Si el proveedor de formación en cuestión estuviera asumiendo el rol de Entidad Organizadora en su trabajo de gestión de la bonificación del curso, se deberá haber constituído con anterioridad una Agrupación de Empresas, mediante acuerdo escrito entre los representantes legales de ambas empresas. La figura de Entidad Organizadora está regulada en el artículo 16.2 del RD 395/2007, de 23 de Marzo.

Cualquier incumplimiento de estas obligaciones detectado en una inspección podría dar lugar a eventuales reclamaciones administrativas de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y a las sanciones establecidas en la Ley sobre Infracciones y Sanciones de Orden Social.

Como veis el tema es serio como para dejarlo en manos de cualquier “vendedor de sueños”.

La normativa completa puede consultarse en la web de la Fundación, este link es directo.

Anuncios