You are currently browsing the tag archive for the ‘vías no formales de formación’ tag.

Ese hubiera podido ser uno de los slogans para publicitar de modo impactante una importantísima noticia en el mundo de la Formación Continua que ha pasado casi desapercibida. Es una importante noticia ya que de algún modo estrecha más la relación entre los subsistemas de formación en nuestro país.

El pasado día 17 de Julio fue publicado en el BOE el Real Decreto 1224/2009, de 17 de julio, de reconocimiento de las competencias profesionales adquiridas por experiencia laboral. El texto completo puede verse desde aquí. Este Real Decreto crea un puente entre el subsistema de formación continua no reglada y el subsistema de formación profesional reglada. Dicho de una forma simplista y quizá burda el puente permite obtener titulos propios de la FP reglada, cursando formaciones no regladas y/o demostrando suficiente experiencia profesional práctica.

Siendo más exactos: el objetivo de este RD es fijar los requisitos necesarios para la evaluación y acreditación oficial de las competencias profesionales adquiridas por las personas a través de la experiencia laboral o de vías no formales de formación y establecer el procedimiento. Así mismo el RD establece el procedimiento para hacer efectiva dicha acreditación así como los efectos de esa evaluación y acreditación de competencias en todo el territorio del Estado.

En el texto se define “vías no formales de formación” como aquellos “procesos formativos no conducentes a acreditaciones oficiales”. Dicho de otro modo: es el primer paso para que la formación recibida por las personas en sus empresas, junto con su experiencia laboral, pueda ser evaluada y, como consecuencia (si es superada la evaluación) asimilada a una titulación oficial.

Hay que decir que el “metro” de medida, el referente, en este proceso de evaluación/acreditación es el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales.

El proceso de evaluación y acreditación consta de 3 etapas:

Etapa de Asesoramiento: la persona que desee acceder a la acreditación de su experiencia y/o fomación informal recibirá ayuda y asesoramiento previo al proceso que le ayude a preparar con garantías el mismo.

Etapa de Evaluación: es la etapa en la que se examina si la persona domina dichas competencias profesionales. El texto del RD da orientaciones generales sobre el tipo de pruebas o exámenes que se podrán usar en el proceso y dice “la observación del candidato o candidata en el puesto de trabajo, simulaciones, pruebas estandarizadas de competencia profesional o entrevista profesional”.

El resultado de la evaluación de la competencia profesional en una determinada unidad de competencia se expresará en términos de demostrada o no demostrada.

Etapa de Acreditación y registro de las competencias profesionales: una vez evaluada a la persona candidata y “demostrada” su competencia se procede a acreditar oficialmente que esa persona posee competencia en determinada materia. Esta acreditación y registro es en definitiva el puente entre el mundo del aprendizaje informal y el mundo de las titulaciones oficiales (Formación Profesonal Reglada y Títulos Universitarios).

¿Qué problemas le veo a este RD? pues fundamentalmente tres:

La primera es que el despliegue es “territorial”, de modo que los criterios pueden diferir (aunque solo sea en matices) de una CCAA a otra.

El segundo es que el Catálogo Nacional de Cualificaciones solo tiene desarrollados los niveles de competencia 1 a 3 pero no el 4 y 5. Por tanto se limita la “convalidación” de compencias a titulaciones de Formación Profesional, quedando de hecho fuera del sistema las titulaciones Universitarias.

Dado que hay una estrecha relación entre las vías no formales de formación y la Fundación Tripartita (FTFE), ésta última debería hacer un esfuerzo de adaptación y de ampliar sus miras. Eso significa contemplar modalidades de formación “no habituales” (formación en el puesto de trabajo, seminarios y conferencias, webinars, mentoring, etc.)

Evidentemente existen también ventajas claras. Las más destacables para mí son:

La formación continua via Fundación Tripartita (FTFE) puede verse potenciada, “profesionalizada” o “valorizada”, sobre todo desde el punto de vista de las personas participantes. Cursos hasta ahora percibidos por los y las participantes como “sin importancia” pueden significar el acceso a una titulación oficial.

Otro punto fuerte del proyecto es que debe estar implantado en un año. Acicate tras el retraso que llevamos en la materia (en Francia, por ejemeplo, los conceptos de “formación a lo largo de la vida” –formation tout au long de la vie- y “formación informal” llevan al pie de medio siglo de uso habitual).

José Carlos Amo Pérez.